Ciclo lunar de la mujer. La luna nueva

Todo lo que nos lleva a conocernos nos lleva a amarnos también. Porque una de las bases fundamentales de la autoestima es conocernos. Nadie puede amar lo que no conoce, integra, percibe, con lo cual llegar a profundizar y comprender nuestros ciclos nos va a ayudar a amarnos más.” – Miranda Gray. Luna Roja

Se ha hablado mucho en los últimos años sobre el ciclo lunar y su importancia tanto en la vida en el planeta, como su influencia en el balance hormonal de las mujeres. La luna esta intrínsecamente conectada con la menstruación, y así nos lo hizo ver hace tiempo Miranda Gray, cuando ofreció sus conocimientos al mundo a través de libros como el de Luna Roja.

Ella realiza aquí una compilación de conocimientos de diferentes culturas antiguas en las que ya se entendía la relación de la mujer con el ciclo lunar.

Todos hemos conocido las típicas anécdotas sobre la relación de la luna y los partos, por ejemplo; produciéndose en muchos casos una sincronía entre ellos y la luna llena. O el hecho de que, normalmente, la menstruación suele producirse para la mayoría de nosotras durante la luna nueva.

Como vemos, no solo hoy en día convivimos con los efectos de los ciclos lunares sin darles mayor importancia, sino que desde hace mucho tiempo, ya se conocían sus singulares influencias, y eran usados en beneficio de la sabiduría femenina, como una herramienta mas para sacar el máximo potencial interior y buscar la armonía con la naturaleza en cada momento, viviendo así una vida más equilibrada.

Este y los siguientes artículos de la página estan basados en los conocimientos de Miranda Gray en su libro Luna Roja, pero inspirados con mi propia versión y experiencia de lo vivido en cada fase lunar, junto con algunos pequeños descubrimientos personales.

Describieron las antiguas culturas 4 arquetipos femeninos para representar la combinación de la luna y las estaciones con las energías del ciclo menstrual. Estos 4 arquetipos que aparecían en leyendas y mitologías, eran el de La Doncella, La Madre, La Hechicera y La Bruja.

imagen del pdf diagrama lunar

Haz clic sobre la foto si quieres saber más

La fase de la Bruja: Ciclo lunar de la Luna Nueva

Cuando estamos en armonía con las fases de la luna y en general, con los ritmos del universo, es en esta fase de la luna nueva, la ideal para menstruar. Debido a eso, se considera que esta fase va de los días 1 al 7 del ciclo, conectando, como lo haríamos con el calendario de los ciclos menstruales, con el primer día de la regla, que da comienzo al ciclo.

A esta fase lunar se la llama la fase de la Bruja o la Anciana, y se considera que es la idónea para descansar. En estos días, lo mejor que podemos hacer para conectar con el ciclo de la luna, es tratar de sincronizarnos con nuestra propia esencia, mediante la reflexión, la introspección, la meditación… todo lo que nos lleve a ir hacia dentro y desconectar de la vida mundana y su velocidad, será un gran paso. Es el momento de escucharnos y conectar con nuestras necesidades. Descansar más, darle valor y espacio a nuestros sueños nocturnos, y a las visualizaciones que podamos tener.

Esta fase, aunque sea considerada la primera, es una fase de limpieza, que usamos para dejar atrás aquello que ya no nos aporta mas en la vida (emociones, pensamientos, relaciones…) y para decidir que queremos manifestar y atraer a nuestra vida durante el resto de los ciclos. Es el momento perfecto para darle una nueva dirección a tu vida, ya que la fase de la Bruja, representa la muerte del viejo ciclo y todo aquello de lo que queremos deshacernos antes de la luna creciente.

Emplea este periodo para hacer un balance de tu vida, tu salud y tus relaciones, y para aceptar que los hechos y las emociones han quedado atrás: aunque en algún momento formaron parte de ti, ya no, así que es posible que sientas una profunda sensación de pérdida o vacío.

Lo mejor en este momento, es hacer una lista clara de objetivos e intenciones que queremos atraer para proyectarlos durante el nuevo mes lunar. Para poder realizar dicha lista, lo ideal es hacernos preguntas, reflexionar y analizar bien nuestra vida, como ya dijimos antes.

Para este efecto, es que las energías de la Bruja nos permiten alcanzar un nivel mas profundo de conciencia y conexión con nuestra intuición. Además, en esta fase, desearemos entrar en contacto con la naturaleza y las energías creativas que surgen de nuestra intuición.

Aunque es cierto que nuestra mente está mas abierta a la meditación, también es posible que nos sea más difícil mantener una concentración activa en lo que las necesidades laborales se refieren. Sin embargo, nuestras capacidades psíquicas se amplifican, llegando a tener sueños premonitorios, claridad interior, visiones y una sabiduría imaginativa que nos sorprenderá.

Por otra parte, al coincidir esta fase con la menstruación, lo normal es que nuestra energía física se encuentre disminuida, nuestro cuerpo necesita mas horas de descanso y nos sentimos hinchadas y pesadas. Ahora los problemas de la vida cotidiana pasan a un segundo nivel de importancia, y hasta pueden resultar molestas.

Las emociones, por el contrario, están a flor de piel, instigadas por la extrema sensibilidad que nos invade. Si hay necesidad de llorar, no lo reprimas, pues en esta fase, el llanto es una forma mas de hacer fluir la energía de las emociones, sanándonos y limpiándonos del mes lunar anterior.

Nuestra sexualidad esta conectada en esta fase con nuestra espiritualidad, en lugar de conducir la energía hacia el mundo físico. La intensidad sexual que se puede alcanzar en esta fase, es muy diferente que en las otras fases lunares, ya que ahora necesitamos con urgencia expresar nuestros sentimientos de amor y romance y podemos ser mas exigentes con nuestras parejas en cuanto a las muestras de amor.

Normalmente, en la fase de la Bruja, nos puede apetecer vestir con ropa cómoda y amplia, que nos haga sentir nosotras mismas.

En el período de la luna nueva, los alimentos no nos hincharán tanto como en la luna creciente, por ejemplo; por lo tanto, es un buen momento para aprovechar y comer aquellas cosas que normalmente no nos permitimos, ya que conservarás tu peso casi sin hacer nada. O si tu objetivo es adelgazar, es un buen momento para empezar una dieta y empezar a ver los resultados más rápidamente.

Como no todas las mujeres menstrúan con la luna nueva, aunque sea lo más apropiado, si no es así tampoco es un error. Por ello, Miranda Gray sitúa en su libro a dos clases de mujeres:

  • Una mujer que menstrúa con la luna nueva se relaciona con los niveles más profundos de su conciencia, y por esta razón percibe la existencia de algo más que el mundo visible.
  • Por contra, aquella que experimenta el sangrado con la luna llena traslada al mundo exterior no sólo las energías sino también los misterios de la oscuridad interior.
feng shui
recetas dulces
diagrama lunar
decretos
LAS PROPIEDADES ENERGÉTICAS Y LA SIMBOLOGÍA DE LOS COLORES
slider box suscription

Descubre cada mes las novedades que ofrecemos a nuestros suscriptores. Puedes desarrollar tus artes en Feng Shui con nuestros numeros descargables, practicar y crear tus propios decretos para darle un giro a tu vida con consciencia, preparar deliciosos postres saludables… Y proximamente, vienen mas pdf de recetas saladas, trucos para organizar la compra de la semana con menús sanos, curso gratis sobre como comunicarte con los animales, meditaciones y visualizaciones, técnicas para realizar rituales mágicos naturales, y mucho mas.

Suscríbete
2020-06-02T16:24:33+00:00

¿Qué te ha parecido? Puedes compartir conmigo tus ideas aquí debajo.

UA-109480682-1