Cómo funciona nuestra mente según las leyes del mentalismo y la atracción.

“En intelectual es alguien cuya mente se mira a sí misma.” – Thomas Carlyle

Honestamente, nunca he recibido lo que se considera una formación católica tradicional, cuando estaba en la escuela, acudí a una clase alternativa a la religión, donde aprendí a valorar todas las religiones desde una perspectiva cultural e histórica. Nunca entendí cuál era el motivo para hacer la comunión, y la fiesta de celebración con regalos no fue una motivación suficiente como para entregar voluntariamente mi libertad de creencias y pensamiento.

Puede que debido a eso, siempre haya tenido una mente abierta que me permite pensar por mí misma para buscar el mejor camino en lugar de seguir las reglas de otros, ya que pienso que si he de equivocarme y rectificar, es mejor haberlo hecho en mis pasos y con mi responsabilidad, en lugar de con las de otros.

Por eso, hoy vengo a hablar de algunos conocimientos que he aceptado y adoptado a mi forma de vida porque se ajustan con mis creencias personales.

Principio universal del mentalismo para la mente

Para aquellos que nunca hayan oído hablar de Hermes Trismegisto, se le considera el creador de la alquimia y de un sistema de creencias metafísicas en Egipto, donde él vivió antes de la época de los faraones.

Pues bien, el primer principio de Hermes es el del mentalismo, que describe el universo material como una proyección mental, o entendido de otra forma, lo que piensas se manifiesta. Si desde algunas religiones te explican que las cosas malas que te suceden son un castigo divino, desde este principio se acepta que tú creas mayoritariamente tu realidad con tus pensamientos.

Pero no vale cualquier pensamiento, sino aquellos que se encuentran dentro de ti, y que tú has aceptado como verdad. Son los pensamientos a los que les damos una carga emocional, consciente o inconscientemente. Se trata de las cosas que aceptas como verdad, y puede ser desde la manera en que percibes el mundo, hasta algo tan simple como una creencia inducida cuando eras niño, por ejemplo si en algún momento te dijeron que eras inteligente, o tal vez, que estabas algo “gordito”. Por lo tanto, de esas creencias, solo las más repetitivas o dominantes son las que se manifiestan creando tu realidad.

El problema con este principio es que nadie nos enseñó a controlar nuestra mente ni a ser conscientes de nuestros pensamientos, y por lo tanto, la mayoría de las veces no sabemos de dónde procede esa circunstancia que aparece en nuestra vida cíclicamente y que, si no aprendiste, puede hacerte caer en los mismos patrones de conducta que en el pasado.

Otra de las formas en las que actúa el principio del mentalismo, es a través de la influencia de otras personas, tanto de forma negativa como positivamente, en nuestras vidas.

Por citar un caso, a pesar de que yo no comparto la fe de mi abuela en el Catolicismo, estoy segura de que si pierdo algo y no lo encuentro por mí misma, puedo decírselo a ella y dicho objeto aparecerá en unos pocos días. ¿Es esto una broma? Pues no, lo cierto es que cuando ella reza a San Antonio (considerado el santo de los objetos perdidos) pone toda su fe en ello, y  yo no necesito creer en él para respetar y aceptar la creencia y la fuerza mental de mi abuela; y que el objeto aparezca como por arte de magia.

Ya ha quedado claro que los pensamientos que afectan a tu vida son tanto tuyos como ajenos, y que pueden ser positivos o negativos. Pues bien, si aún no comprendes el funcionamiento de este principio, es el siguiente: la mente inconsciente afirma y ejecuta el pensamiento como una orden para darte exactamente eso que has pensado, estos pensamientos que crean tu realidad, son cosas con personalidad, ya que la mente crea materia, y una vez existen se les puede considerar “egregors”.

El egregor negativo está lleno de sentimientos de depresión, dolor, odio y rencor, y se acerca periódicamente a la persona que lo creó afectando su vida con el mismo pensamiento y emoción se usó para crearlo. Pero también se acerca a otras personas que se encuentran en sintonía debido a que sus pensamientos son similares, y el egregor se alimenta de esta energía, creando más.

Mientras, el egregor positivo, creado de amor, alegría y pensamientos de felicidad, protege y acompaña a la persona que lo creó y otras a su alrededor.

Ley de la atracción para la mente

Seguramente, sí que habréis escuchado hablar de la ley de la atracción, y la añado aquí porque se correlaciona con el principio del mentalismo, aunque procedan de diferentes fuentes. La ley de la atracción dice que nuestras vidas están influenciadas por los pensamientos que emitimos, ya que dichos pensamientos son unidades energéticas que nos devuelven lo que hemos emitido.

Es decir, que lo que experimentas, lo has pensado y sentido repetidamente antes, consciente o inconscientemente. Nuestros pensamientos determinan la frecuencia en la que nos encontramos, y esta frecuencia magnética nos trae cosas que se encuentran en la misma frecuencia, porque según esta ley, todo objeto atrae aquello que se asemeja a sí mismo, ¿no habéis oído nunca la típica frase “Dios los crea y ellos se juntan”?.

Por tanto, pensamiento es creación, y las cosas que hay en tu vida han sido atraídas por ti, porque el universo corresponde a lo que tú atraes.

Siguiendo con los ejemplos personales y el extravío de objetos, una de las formas en las que yo he puesto a prueba esta ley en mi vida, casi sin darme cuenta, ha sido creyendo con toda convicción que cada vez que pierdo algo en un lugar público, siempre me es devuelto. Lo acepté como verdad cuando era niña por una sola experiencia en la que perdí el teléfono móvil y me lo devolvieron, y desde entonces, gracias a que acepto que es mi realidad, cada vez que olvido algo siempre me lo entregan.

Recuerdo un día de Nochevieja a las 11 de la mañana en un centro comercial, estaba probándome unos zapatos en Bershka y al irme olvide completamente mi bolsa con un conjunto de pulsera y colgante que había comprado en otra tienda. El centro comercial estaba abarrotado y cuando eché en falta mi bolsa, ya había pasado una hora y no recordaba en qué tienda la había dejado. Mi amiga me dijo que me olvidara de la bolsa —“¿Complementos gratis el día de Nochevieja?, es demasiado jugoso, seguro que ya ni estará en el centro comercial, olvídate de la bolsa”—.

Sin embargo lo primero que hice fue no permitir que me influyera su mentalidad, así que le dije que no se preocupara por mí y que podía irse y ya nos veríamos más tarde; el universo nunca me había fallado antes y así iba a seguir sucediendo. Volví a la tienda y casualmente, entre todo el gentío que había en la zona de zapatos de mujer, la bolsa había sido encontrada por un hombre, quien sin el menor interés en lo que había dentro, se la había dado a una de las empleadas de caja, y allí seguía, esperándome.

Por supuesto, no todo en la vida es de color de rosa, y aunque te autoconvenzas de que te mereces lo mejor al nivel más subconsciente, hay otras personas y leyes que pueden crearte situaciones difíciles, pero dejemos ese tema para otro día.

En cualquier caso, lo que hemos visto aquí es que tanto el principio del mentalismo como la ley de la atracción, explicados de formas diferentes, en esencia son lo mismo, y funcionan, creas en ellas o no.

Es mejor por lo tanto, poner a trabajar a tu mente en tu favor y no contra ti, aunque eso suponga hacer un esfuerzo de autoanálisis personal y conocimiento de uno mismo para poder obtener los mejores beneficios y no darle más espacio en tu vida a la indignación y el victimismo. Amarse a uno mismo está bien, pero con consciencia de quién realmente se es, aún mejor.

feng shui
recetas dulces
decretos
LAS PROPIEDADES ENERGÉTICAS Y LA SIMBOLOGÍA DE LOS COLORES

Descubre cada mes las novedades que ofrecemos a nuestros suscriptores. Puedes desarrollar tus artes en Feng Shui con nuestros numeros descargables, practicar y crear tus propios decretos para darle un giro a tu vida con consciencia, preparar deliciosos postres saludables… Y proximamente, vienen mas pdf de recetas saladas, trucos para organizar la compra de la semana con menús sanos, curso gratis sobre como comunicarte con los animales, meditaciones y visualizaciones, técnicas para realizar rituales mágicos naturales, y mucho mas.

Suscríbete
2018-11-15T23:47:26+00:00

¿Qué te ha parecido? Puedes compartir conmigo tus ideas aquí debajo.

UA-109480682-1