Meditaciones simples para el día a día

Meditar a diario es una forma de estar al menos, por unos minutos, completamente conectado con tu esencia divina. Muchas personas en el planeta meditan incluso varias veces al día, como un hábito más de buena salud, mental y emocional. Las meditaciones se hicieron tan populares hace algunos años, en realidad han sido una tradición en aquellas culturas de donde originariamente provienen.

Siendo un secreto enviado desde lejanas tierras de Oriente, lo cierto es que, de una forma u otra, las personas llevan meditando en todas partes desde siempre. Si nos ponemos a pensar, todo aquello que repetimos como un mantra es una forma de enfocar nuestro corazón y nuestros pensamientos en aquello que repetimos. Debido a eso, rezar, ya sea en una religión budista o en la cualquier otra, es también una forma de meditar.

Creo que, con esta pequeña explicación, podemos deducir que existen diferentes caminos que nos llevan a la paz y la calma física y espiritual. Todos estos caminos, si bien en un principio se emprenden con distintos objetivos, ofrecen el mismo regalo para quien lo emprende, la paz interior.

Ya sea que nos encontremos en situaciones terrenales muy complicadas, incluso de vida o muerte; o que simplemente deseemos cambiar algún pequeño aspecto de nuestra vida u obtener algo, todos ellos nos ofrecen la esperanza y la ilusión de que dentro de nosotros existe la calma y la entereza para afrontar lo que sea.

Pues bien, hoy quiero ofreceros formas sencillas de incorporar meditaciones a vuestra vida diaria que podáis ir implementando poco a poco. Para mí, desprenderme de toda mi realidad cada día durante 15 minutos o media hora, no es un hábito que pueda incorporar permanentemente, lo intenté durante un tiempo, pero cogió el mismo cariz que coge una dieta insostenible o un miembro mal trasplantado, no se sostenía en mi rutina.

Sin embargo, descubrí con el tiempo que la meditación es tan personal como el individuo, y si bien todas ellas necesitan compromiso y constancia, como casi todo lo importante en esta vida, hay formas y formas de hacer que algo sea agradable y hasta deseado para nuestra salud.

Aquí os traigo mis meditaciones más básicas, las que utilizo sea donde sea, sin alterar del todo la normalidad de mi agenda.

  Para quienes quieren visualizar sus sueños y deseos

Meditación positiva de mañana y noche: seguro que ya os habrá llegado esta meditación de una forma u otra. Se trata de darle un cariz positivo a los acontecimientos de tu día cuando te vas a dormir, recordar los buenos momentos y sentirlos una vez más para llenarte de esa energía y convertirla en algo que forme parte de tu ser de forma natural.

También es bueno, si has vivido circunstancias doloras o incomprensibles, tratar de entender con calma y sin juicio, que pudo ocurrir, y si le hiciste daño a alguien o te lo hicieron, recrear la situación en tu cabeza, pero esta vez tal y como te hubiera gustado que ocurriera en realidad, imaginando cada aspecto como si de verdad hubiera sido así.

Esto generara un sentimiento diferente en ti, y puede que la próxima vez que te enfrentes a una situación similar en tu vida, tus acciones o el resultado sea diferente.

Otra forma de meditar para tener la mente polarizada en positivo, es visualizar durante la noche y por la mañana, que el día siguiente va a ser genial. Imaginar todas las cosas que quieres hacer y cómo te vas a sentir realizándolas, planificando la mejor forma para, una vez que llegue el momento, sentirte más segura.

Por ejemplo, si al día siguiente tienes una exposición o un evento para hablar frente a un público, prepararte mentalmente para ello es una buena forma de aceptar lo que venga, y crear un sentimiento de bienestar la noche antes y por la mañana te ayudara a relajarte antes del evento.

Agradecimiento: esta es, en mi opinión, una de las más eficaces. Cuando agradeces al universo (o dios, o tus seres de luz, ángeles…) todas las cosas buenas que te han pasado durante el día, o los grandes regalos que la vida te ha ofrecido, estas creando, al recordarlos, un sentimiento puro de alegría y amor, y ese agradecimiento solo puede traerte más de lo mismo, si es sincero. Estas enfocando tu mente en una emoción pura muy intensa, y le estas dando poder sobre tu vida.

Una variación de esta meditación es agradecer los alimentos que vas a comer, bendiciéndolos antes. De esta forma, sea la que sea la energía con la que han estado en contacto, los tóxicos durante su producción, las emociones de las personas que han cocinado los alimentos…, te asegurarás de que ese plato le va a sentar bien a tu organismo. También es bueno si tienes algún tipo de problema o una pequeña intolerancia con algún producto en particular.

Por ejemplo, si vas a un restaurante y quieres estar seguro de que lo que vas a ingerir va a estar libre de vibraciones bajas, una técnica que se usa en algunas culturas es cruzar sobre el plato los cubiertos con los que vas a comer, pasando de una mano a la otra el tenedor y el cuchillo.

Escribir y leer tus propósitos: otra forma de concentrarte en aquello que quieres atraer a tu vida, forme parte ya de ella o esté por venir, es escribir de tu puño y letra lo que deseas. Cuando escribimos es más difícil perder la concentración de lo que estamos haciendo. Nos mantiene enfocados en aquello que queremos expresar con precisión y además están conectadas automáticamente con las emociones y las visualizaciones que creamos en nuestra mente.

Las palabras tienen una energía muy potente, y unidas a la ilusión que proyectamos sobre ellas, aún más. Si además las lees cada día, las mantienes vivas en tus objetivos, y acabarás creando una energía de seguridad en que se harán realidad.

  Para quienes necesitan meditar en alto: Mantras

Los mantras son la expresión sonora de palabras, normalmente sagradas, repetidas durante un periodo de tiempo. Estas expresiones generan vibraciones sonoras que liberan la mente y nos enfocan en aquello que estamos pronunciando.

Mantra Om: es bien conocido este mantra en todas partes. Se le considera el sonido del que emergen todos los demás sonidos, el sonido del universo. Se dice que este mantra tiene un poderoso efecto sobre la glándula pineal y la glándula pituitaria, así como a nivel mental y corporal. Nos ayuda a conectar a un nivel más profundo con nuestro ser y el universo, permitiéndonos sentir en paz.

A nivel personal, lo he utilizado normalmente en meditaciones grupales, o al final de una clase de yoga; pues, aunque realmente te hace sentir mejor (en mi caso, siento que puedo respirar más profundamente después de este mantra), no percibo grandes cambios a nivel emocional o mental, por lo que su practicidad, para mí, no es demasiado intensa.

Nam myoho renge kyo: este mantra, procedente de una rama del budismo, es una forma más de proyectar nuestra energía en una convicción mientras meditamos pronunciando estas palabras en alto.

Hay miles de ellos, ¿qué tiene de especial para mí?, pues os puede resultar curioso, pero en diferentes épocas de mi vida en las que estaba particularmente perdida o desesperada por un bloqueo, al utilizar este mantra a diario durante unos minutos, me insuflaba una fuerza personal de superación y esa energía negativa de estancamiento que me estaba frenando se movía rápidamente.

En unos días, el problema en cuestión encontraba una solución o aparecía un camino nuevo en mi vida que me daba esa salida que estaba buscando. Podéis buscar por vuestra cuenta más información sobre esta frase aquí, es la página oficial. Pero a modo de resumen, se puede decir que Nam myoho renge kyo es creer en el propio potencial ilimitado, en la capacidad para superar cualquier problema o dificultad.

  Para quienes se sienten inseguros

Burbuja de energía protectora: esta visualización es tan intuitiva, que probablemente no necesite darte todos los pasos, el primero te llevará al siguiente. Creo que es también una de las más conocidas, y puedes llevarla a cabo donde sea, y en cualquier momento. Se trata de crear en tu mente una burbuja de luz blanca o energía pura alrededor de tu cuerpo. Puedes empezar imaginando que una luz blanca nace desde tu cabeza o tu corazón y se extiende por todo tu ser hasta crear una gran burbuja llena de ducha energía.

La primera vez que la hice, instintivamente conecté esa burbuja, durante la visualización, mediante un fuerte hilo de luz, a la energía de amor universal; y poco después descubrí que este era el siguiente paso de la meditación.

Yo he llegado a utilizar esta burbuja caminando por la calle, o cuando me he encontrado particularmente afectada por las tensiones de un lugar abarrotado de gente, o de personas que, estando en un momento de problemas en su vida, generaban energía densa.

Supongo que no es tan necesaria para aquellos que no sean particularmente sensibles a las energías ajenas, pero si te afectan bastante, o si vives en una ciudad llena de gente, puede ser muy eficaz para mantenerte en tu centro y evitar captar dolores de cabeza.

  Para quienes buscan despertar en el ahora

Meditación de un minuto: ya hablé sobre esta meditación en uno de mis primeros post, podéis ir hasta allí para saber más, pero en resumen, se trata de una meditación de concentración profunda en cosas simples de tu realidad que pueden ser captadas con los sentidos, como por ejemplo, concentrarse exclusivamente en un sonido, tu respiración, la existencia de un ser vivo, o el tacto o los colores de un objeto, y hacerlo durante un minuto enfocándote en ello como si fuera lo único y lo más importante del mundo en ese momento, como si fuera la primera vez que descubres eso que es objeto de tu atención.

Meditación de conexión con la tierra: esta meditación es especialmente efectiva para entrar en un nivel de tranquilidad idónea y estar lista para otras visualizaciones. Yo la utilizo por ejemplo antes de practicar un ejercicio de conexión con el espíritu de un animal.

Se trata de crear en tu mente un espacio que te haga sentir en calma y en contacto con la naturaleza, y una vez allí, te visualizas caminando descalza, sintiendo todo a tu alrededor, el tacto, la temperatura, escuchando los sonidos… Luego imaginas que de tus pies salen dos raíces que se van desplegando y multiplicando como si fueran las de un árbol, y entras en conexión con todos los seres vivos de la tierra, hasta alcanzar el mismo centro energético con el planeta.

Quizás para esta meditación necesitas algo más de práctica, no es tan sencilla o tan básica como las anteriores, pero con un poco de tiempo puedes recrearla rápidamente en unos minutos al día.

feng shui
recetas dulces
decretos
LAS PROPIEDADES ENERGÉTICAS Y LA SIMBOLOGÍA DE LOS COLORES

Descubre cada mes las novedades que ofrecemos a nuestros suscriptores. Puedes desarrollar tus artes en Feng Shui con nuestros numeros descargables, practicar y crear tus propios decretos para darle un giro a tu vida con consciencia, preparar deliciosos postres saludables… Y proximamente, vienen mas pdf de recetas saladas, trucos para organizar la compra de la semana con menús sanos, curso gratis sobre como comunicarte con los animales, meditaciones y visualizaciones, técnicas para realizar rituales mágicos naturales, y mucho mas.

Suscríbete
2018-11-24T19:04:37+00:00

¿Qué te ha parecido? Puedes compartir conmigo tus ideas aquí debajo.

UA-109480682-1