Conoce como trabaja el flúor en tu cuerpo

Puede que hayas oído hablar del flúor en los últimos años, quizás en televisión, o en alguna revista, y no le hayas dado demasiada importancia, solo ha sido una información más saturando tu mente, que “no merece mucha credibilidad”.

En nuestro día a día, con las presiones y ocupaciones que nos invaden y hacen que enfoquemos toda nuestra energía y tiempo en organizarnos para intentar tener todo bajo control, dedicarle un minuto a una información que contrarresta los anuncios de empresas como Colgate, puede suponer un esfuerzo extra.

Nos han ido reduciendo el radio de pensamiento divergente de tal forma, que cuando vemos a las grandes compañías que nos anuncian un nuevo producto describiendo sus cualidades para nuestro bienestar, no nos paramos a pensar si realmente esas cualidades existen, o si hay siquiera un estudio científico detrás de esas propagandas.

Sin embargo, de vez en cuando se nos ilumina la intuición, o llega por casualidad a nuestras manos una cierta información que causa interés, y nos hace desear realizar un pequeño cambio; hoy escribo estas palabras para tratar de aportar un poco de luz al conocimiento que afecta a tu propia vida, y si llega hasta ti, quizás te ayude a comprender mejor uno de los muchos factores que tiran piedras a tu salud, en lugar de beneficiarte.

Como muchos dicen, por algo se empieza, y un pequeño cambio en tu conciencia puede desencadenar una serie de cambios cada vez mayores en el control de tu propia existencia.

Por lo tanto, y sin más preámbulos, hoy os quiero hablar del flúor, desde una visión general, pero recopilando una variedad de información. El flúor se encuentra como un elemento químico y de forma natural en la tierra, y una de sus cualidades es que no puede ser destruido, solo puede cambiar de forma. Ya que se encuentra en la tierra, cuando esta es arrastrada por el viento, el flúor pasa también al aire y al agua, de hecho en los océanos se encuentra en abundancia.

Flúor, de la bomba atómica a nuestras aguas potables

En el siglo XX el flúor era usado por algunos doctores europeos para contrarrestar los efectos del hipertiroidismo debido a su efectividad; este pequeño ejemplo puede ayudarte a percibir lo dañino que es en una persona que no padece ningún problema en su glándula tiroides, ya que una vez ahí, el flúor elimina las reservas de yodo y se diagnostican casos de la enfermedad contraria, hipotiroidismo.

La primera vez que se reconoce oficialmente el uso del flúor, fue en la producción de la bomba atómica. Por otra parte, hoy en día se emplea en el ámbito industrial, en la creación de sartenes antiadherentes y cuchillas de afeitar. También se incorpora a los anestésicos y a algunos antidepresivos; y su uso más popularmente conocido es en las clínicas dentales.

Aquí cabe mencionar que el aumento de su utilización, tan extendido hoy en día, ha tenido un proceso que comenzó muy inusualmente en 1945 en Estados Unidos, donde con el apoyo del Servicio de Salud Pública, se comenzó a añadir el flúor en el agua potable.

¿Por qué describo como inusual algo que parece un simple procedimiento? Pues bien, para empezar, hasta ese momento, nunca se le había añadido al agua publica ningún elemento que no fuera exclusivamente para su potabilización o calidad, si ese fuera el objetivo del flúor, su uso entraría dentro de lo normal.

Sin embargo Estados Unidos denominó el flúor como un fármaco beneficioso para contrarrestar la posible aparición de caries en los dientes. Un medicamento sin receta y no consentido, o incluso informado, a la población previo suministro, y añadido a uno de los bienes públicos más esenciales.

Se admite públicamente que la ingesta de flúor aceptada para un adulto es entre 3 y 4 mg al día, dependiendo de si es hombre o mujer, y para un niño ha de ser inferior, pero no hay ningún doctor que pueda decirnos cuanta cantidad de agua debemos beber para no superar esa cantidad de flúor, ni cuanto debemos beber si padecemos de alguna enfermedad o por ejemplo, falta de calcio en los huesos.

Pues bien, desde ese momento, a Estados Unidos se unieron varios países más que hoy en día añaden flúor en el agua potable, algunos de estos son Colombia, Australia, Reino Unido y España (así es, en el País Vasco). Sin embargo, hay muchos países Europeos con más juicio, que han decidido negarse a imponer esta medida ilegal a sus ciudadanos, evitándoles así riesgos innecesarios.

España se está modernizando y ha decidido darle empuje y diversidad a este producto, si puede ser añadido al agua publica, ¿por qué no al agua mineral embotellada? Y así se ha empezado a usar flúor también en distintas marcas como Vichy Catalán o Imperial.

Efectos del flúor en nuestra salud

Hasta el momento, parece un elemento común más, sin ningún tipo de peligro, y así es, ya que el daño no lo realiza en la naturaleza, sino en nuestro organismo. Cuando consumimos flúor, los riñones lo eliminan en una cantidad de 50 o 60%, reteniendo el restante, que se acumula en las zonas calcificadas como los huesos.

Debido a esto, con la ingesta constante de flúor, podemos desarrollar caries, artritis, dermatitis perioral, fracturas de cadera y algunos tipos de cáncer como el osteosarcoma. Dejamos de producir melatonina, la hormona del sueño que regula nuestro reloj biológico, ya que el flúor se acumula también en la glándula pineal.

En cuanto a los efectos cognitivos, me impactó profundamente descubrir que el flúor favorece la depresión, disminuye el coeficiente intelectual y la memoria y provoca aletargamiento del ánimo. Este dañino efecto era bien conocido en la Alemania de la Segunda Guerra mundial, ya que usaban flúor en los campos de concentración para crear prisioneros sumisos.

El flúor añadido a productos cotidianos y alimentos

Muchos alimentos hoy en día contienen flúor, desde productos nutritivos para bebé, la sal, refrescos, vinos, pollos, mariscos, hasta las frutas y verduras, que lo contienen inevitablemente por su enriquecimiento con la tierra y el agua, pero también por el uso de un plaguicida llamado criolita que desde 1933 la EPA permite que sea usado en un nivel 5 veces superior al regulado para el arsénico, cuando aún se utilizaba. Contradictoriamente a sus decisiones, la EPA describe al flúor como un neurotóxico para el ser humano.

Para terminar con la larga lista de ejemplos donde podemos recibir flúor, aparentemente más fácil que obtener vitamina C de una naranja; voy a mencionar los dentífricos, los cuales se hacen más eco de sus beneficios que cualquier otra empresa.

No es necesario ingerir una gran dosis de flúor para empezar a ver los resultados de su toxicidad, pero analizando un poco más a fondo la cantidad real que podemos obtener día a día, observamos que en conjunto, a través de  la pasta de dientes, el agua potable, el agua mineral, las frutas y verduras con el extra de la criolita de regalo, diferentes alimentos y bebidas, y la sal (a través de la cual consumimos 2,5mg de flúor por 10gr de sal).

Podemos apreciar que fácilmente superamos la cantidad aceptada de 3 o 4 mg diarios.

A pesar de la injustificada promoción política del flúor por parte de Estados Unidos y diferentes organizaciones y multinacionales, se ha demostrado que los efectos posiblemente beneficiosos del flúor son estrictamente en su uso tópico, aplicando el producto sobre la caries o el diente; quedando desacreditado su uso a nivel interno en el organismo.

Toda esta información me hace replantearme muchas más cuestiones del mundo en el que vivimos, donde en lugar de recibir protección y ayuda de quienes se supone que velan por nuestro bienestar, lo que recibimos son mentiras, manipulaciones y dosis extra de tóxicos para condimentar nuestro cuerpo.

feng shui
recetas dulces
decretos
LAS PROPIEDADES ENERGÉTICAS Y LA SIMBOLOGÍA DE LOS COLORES

Descubre cada mes las novedades que ofrecemos a nuestros suscriptores. Puedes desarrollar tus artes en Feng Shui con nuestros numeros descargables, practicar y crear tus propios decretos para darle un giro a tu vida con consciencia, preparar deliciosos postres saludables… Y proximamente, vienen mas pdf de recetas saladas, trucos para organizar la compra de la semana con menús sanos, curso gratis sobre como comunicarte con los animales, meditaciones y visualizaciones, técnicas para realizar rituales mágicos naturales, y mucho mas.

Suscríbete
2018-11-15T23:31:02+00:00

¿Qué te ha parecido? Puedes compartir conmigo tus ideas aquí debajo.

UA-109480682-1